MISIÓN Y COMISIÓN


MISIÓN Y COMISIÓN. Lección 12 Para el 22 de marzo de 2008

Sábado 15 de marzo

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA:
Mateo 25:31-46; Marcos 16:14-20; Lucas 24:36-53; Juan 3:14-19; Romanos 5:6-10; 1 Corintios 5:7; 15:3, 4; Gálatas 1:4; 1 Pedro 2:22-25.

PARA MEMORIZAR:“Y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día” (Luc. 24:46).

COMO ADVENTISTAS, entendemos que mucha de nuestra función en la gran comisión se vincula con los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14. En el centro de estos mensajes está el evangelio eterno. No tenemos nada para darle al mundo a menos que le demos, por sobre todo lo demás, la gran verdad de la justificación solo por la fe.

“Varias personas me han escrito preguntando si el mensaje de la justificación por la fe es el mensaje del tercer ángel, y les he respondido: ‘Es el mensaje del tercer ángel en verdad’”.–Elena G. de White, R&H (1º de abril de 1890). De este modo, para Elena de White, en el centro de nuestra misión está la proclamación de la justificación solo por la fe, la gran noticia de que la salvación viene solo por medio de la gracia de Dios derramada sobre los pecadores que no la merecen, y no por ninguna obra de nuestra parte.

Esta semana consideraremos el evangelio en el contexto de la Gran Comisión.

UN VISTAZO A LA SEMANA:¿Qué función tienen las obras de caridad en la vida de los que son discípulos? ¿Qué función asignó Jesús a las Escrituras para explicar su vida y su muerte? ¿Cuán central es el evangelio en la gran comisión que Jesús dio a su iglesia?

Domingo 16 de marzo: EL DRAMA DEL FIN DEL TIEMPO Y EL DISCIPULADO
Lee Mateo 25:31 al 46. Este pasaje es parte del discurso que dio Jesús en el Monte de los Olivos durante su semana final de ministerio en Judea. Es parte de las últimas palabras de su conversación anterior a la Pasión.

¿Cómo debemos entender estas palabras de Mateo 25:31 al 46, especialmente en el área del discipulado y la testificación?
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Este pasaje transmite una verdad acerca de la misión de los discípulos. Jesús claramente indica que, parte de la obra de los discípulos, involucra una misión hacia los pobres, los enfermos, los sufrientes y los presos; a todos los que están necesitados. La máxima manifestación del discipulado se revela en cómo tratamos a los que nos rodean y que están en necesidad.

“Así presentó Cristo a sus discípulos, en el monte de las Olivas, la escena del gran día del Juicio. Explicó que su decisión girará en derredor de un punto. Cuando las naciones estén reunidas delante de él, habrá tan solo dos clases; y su destino eterno quedará determinado por lo que hayan hecho o dejado de hacer por él en la persona de los pobres y los dolientes. En aquel día, Cristo no presenta a los hombres la gran obra que él hizo para ellos al dar su vida por su redención. Presenta la obra fiel que hayan hecho ellos para él” (DTG 592).

La Biblia aclara muy bien, en numerosos lugares, que la salvación no se gana por nuestras obras sino que viene solamente por la gracia de Dios. ¿Cómo, entonces, hemos de entender lo que Jesús está diciendo? Al buscar una respuesta a esta pregunta, recuerda la idea de que un verdadero discípulo es alguien que se ha entregado total y completamente a Jesús, reclamando para sí la “gran obra que él [Jesús] hizo para ellos al dar su vida por su redención”. ¿De qué modo el mantener esta verdad importante delante de nosotros nos ayudará a comprender mejor lo que Jesús está diciendo? Después de todo, ¿quién de nosotros podría alimentar suficientes pobres, o vestir suficientes desnudos, para ganar la redención?

Lunes 17 de marzo: LA COMISIÓN EN MARCOS
En una lección anterior, consideramos la gran comisión como la presenta Mateo (28:18-20). Lee esos textos otra vez; repasa los puntos destacados, especialmente los mandatos y las promesas. Cuando hayas terminado, pregúntate: “¿Qué función estoy realizando en el cumplimiento de estas palabras?"

Lee Marcos 16:14 al 20, y compara este pasaje con Mateo 28:18 al 20. ¿Qué elementos se encuentran en uno de los pasajes y no en el otro?
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Después de que hayas notado las diferencias, lee ambos informes otra vez. Hay una armonía inconfundible entre ellos. El mensaje básico es el mismo.

¿Cuál es el mensaje de Jesús para nosotros, como aparece en ambos registros?
______________________________________________________________
______________________________________________________________

En ambos informes se nos dice que había algunas dudas (Mat. 28:17), y algo de dureza de corazón de parte de los discípulos. En el informe de Marcos, Jesús los reprochó por estas dudas, aun cuando el verbo griego puede ser traducido con un lenguaje más severo, como “denunció”, o aun “insultó”. El punto es que, aun después de todo este tiempo, aun después de todas estas cosas, algunos de ellos todavía luchaban con su fe. Jesús tuvo que tratarlos con firmeza.

Nota, también, que solo después de que Jesús trató con la dureza del corazón de ellos, les dio su comisión. Jesús sabía que, para que tuvieran éxito, necesitaban ser fuertes en fe. Su presencia física pronto desaparecería, porque él sería “recibido arriba en el cielo” (Mar. 16:19). Cualquier cosa que debían hacer para él, de allí en adelante, tendría que ser hecha solo por fe.

Aunque la fe es un don, es un don que necesita ser cultivado. ¿Qué cosas puedes hacer diariamente para nutrir, proteger y fortalecer tu fe?

Martes 18 de marzo: EL DISCIPULADO Y EL EVANGELIO
Consideremos algo más en el informe de la Gran Comisión que da Marcos. En Marcos 16:15 y 16, Jesús dijo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”. Así vemos que en el fundamento de la Comisión está el llamado a predicar el evangelio.

Recordando esto, lee Apocalipsis 14:6. ¿De qué modo estos versículos nos ayudan a comprender cuál es nuestra obra, no solo como discípulos, sino también como discípulos adventistas del séptimo día?
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Siendo que la obra de predicación del evangelio es tan central para el discipulado y para hacer discípulos, cuán crucial es comprender lo que realmente es el mensaje del evangelio. Sin embargo, Jesús allí mismo, en esos versículos de Marcos, nos indica bastante bien qué es el evangelio. Créelo, y serás salvo; recházalo, y estarás perdido.

Compara lo que Jesús dijo en Marcos 16:15 y 16 con lo que dijo en Juan 3:14 al 19. ¿De qué modo lo que escribió Juan nos ayuda a entender lo que Jesús está enseñando en Marcos?
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Cuán importante es que, como discípulos, estemos firmemente arraigados en el evangelio que estamos llamados a predicar. Por causa del pecado, el mundo fue condenado; Jesús llevó sobre sí esa condena, plena y completamente. Por medio de esta provisión maravillosa, cualquiera que cree en él ya no tiene que afrontar la condenación que vino por causa del pecado; en cambio, gracias a la insondable gracia de Dios, esa persona –sin tomar en cuenta cuán pecadora haya sido en el pasado– es perdonada y vestida con la justicia de Jesús. Este mensaje debe ser el fundamento de todo lo que predicamos y enseñamos en el mundo.

Miércoles 19 de marzo: LA COMISIÓN EN LUCAS
En Lucas 24:36 al 53, hay otro informe de la aparición de Jesús a sus discípulos, en la que les dio el llamado a predicar al mundo.

En este informe, vemos que los dos discípulos que se encontraron con el Señor resucitado en el camino a Emaús se reunieron con los discípulos y compartieron lo sucedido en su encuentro. Durante su conversación, Jesús se unió a ellos.

Lee este informe. ¿Cuáles fueron las primeras dos cosas que Jesús hizo para aumentar la fe de los discípulos?
______________________________________________________________
______________________________________________________________

No obstante, nota que Jesús no se detuvo en darles una evidencia física, evidencia que podían ver y sentir. No, eso era sólo una parte. Luego los llevó a las Escrituras, mostrándoles de la Palabra de Dios que lo que le había sucedido había sido predicho.

¿Qué lección debería enseñarnos el hecho de que Cristo usó las Escrituras en este caso?
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Vemos un principio importante aquí: es cierto que las experiencias, las manifestaciones físicas y los milagros, todos tienen su lugar, y pueden tener una parte importante en dar a la gente lo que necesita para poder tener fe en Jesús. No obstante, al mismo tiempo, las Escrituras deben ser el fundamento de toda nuestra fe.

A pesar de los milagros, Jesús afirmó su fe usando las Escrituras. Las usó para confirmar todo lo que le había sucedido y cimentar todo lo que les había dicho. Si Jesús mismo usó las Escrituras para justificar todo lo que hizo, ¿cuánto más debemos hacerlo nosotros?

Las palabras y los actos de Cristo son una reprensión severa y poderosa contra cualquier intento de debilitar la función crucial y fundamental de la Biblia en la vida de la iglesia y en nuestra obra como discípulos.

Hay muchas fuerzas, aun dentro de la iglesia, que trabajan para debilitar nuestra confianza en la Biblia. ¿Cuáles son algunas de estas fuerzas, y cómo podemos protegernos de cualquiera que pone en duda la autoridad de las Escrituras?

Jueves 20 de marzo: “TESTIGOS DE ESTAS COSAS”
Ayer, al considerar la gran comisión como la presentó Lucas, vimos la primacía que Jesús le dio a las Escrituras y cómo él las usó para justificar todo lo que había ocurrido. También usó las Escrituras para dar a los discípulos su comisión al mundo.

De acuerdo con lo que dijo Jesús, ¿cuál era el mensaje de las Escrituras que los discípulos debían llevar al mundo? Ver Lucas 24:45 al 48. ¿De qué modo se entiende esto con lo que consideramos en la sección del martes? ¿Cómo se corresponde esto con la comprensión que tenemos de los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14?
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Aquí, otra vez, lo central en todo el llamado para hacer discípulos es la muerte y la resurrección de Jesús, todo para la remisión de pecados. Jesús mismo señaló no solo los eventos que rodearon su vida y su muerte, sino también todo el significado de esos eventos. Esto es lo que Jesús les dijo que debían predicar al mundo. Lo que haría que su testimonio fuera muy poderoso, era que él les dijo: “Y vosotros sois testigos de estas cosas” (Luc. 24:48); es decir, las cosas que rodearon su muerte y resurrección.

¿De qué modo los siguientes textos nos ayudan a comprender el significado de la muerte y la resurrección de Cristo? Rom. 5:6-10; 1 Cor. 5:7; 15:3, 4; Gál. 1:4; Efe. 1:7; 1 Ped. 2:22-25.
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Los discípulos, aparentemente, fueron también testigos poderosos. Lo que comenzó en Jerusalén como principalmente un asunto judío, llegó a ser un movimiento mundial en apenas cincuenta años. Hechos 1 al 7 muestra el crecimiento en Jerusalén y Judea; los capítulos 8 al 12 muestra cómo la persecución y otras influencias llevaron el movimiento más allá de Samaria, Etiopía, Siria y otros territorios gentiles. Hechos 13 al 28 muestra cómo Saulo de Tarso, el perseguidor vuelto cristiano, lo llevó en círculos cada vez más amplios, hasta que llegó a Roma.

Viernes 21 de marzo

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:
Lee el Comentario bíblico adventista, t. 5, pp. 541-548; 643-645; 859-865; 1.085; El Deseado de todas las gentes, pp. 725-768; Los hechos de los apóstoles, pp. 9-47; Mateo 28; Marcos 16; Lucas 24; Juan 21; Hechos 1, 2.

“Sea hecho claro y manifiesto que no es posible mediante mérito de la criatura realizar cosa alguna en favor de nuestra posición delante de Dios o de la dádiva de Dios por nosotros. Si la fe y las obras pudieran comprar el don de la salvación, entonces el Creador estaría obligado ante la criatura. En este punto la falsedad tiene una oportunidad de ser aceptada como verdad. Si algún hombre puede merecer la salvación por algo que pueda hacer, entonces está en la misma posición del católico que cumple penitencia por sus pecados. La salvación, en tal caso, es en cierto modo una obligación, que puede ganarse como un sueldo. Si el hombre no puede, por ninguna de sus buenas obras, merecer la salvación, entonces esta debe ser enteramente por gracia, recibida por el hombre como pecador porque acepta y cree en Jesús. Es un don absolutamente gratuito. La justificación por la fe está más allá de controversias. Y toda esta controversia termina tan pronto como se establece el punto de que los méritos de las buenas obras del hombre caído nunca pueden procurarle la vida eterna” (FO, 17, 18).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:1. ¿Cómo entendemos Marcos 16:16? ¿Está Jesús diciendo que tienes que ser bautizado para ser salvo? ¿De qué maneras el texto mismo presenta la respuesta? Como iglesia, ¿de qué modo entendemos el significado y la importancia del bautismo?

2. Piensa en tu iglesia local y cómo se ajusta a la misión mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, como nos la presenta los textos de esta semana. ¿Qué función tiene tu iglesia? ¿Qué parte está desarrollando? ¿Cómo puedes, aun trabajando sólo por medio de tu clase de Escuela Sabática, ayudar para que tu iglesia participe más en la obra de difundir el evangelio a todas las naciones?

3. ¿Por qué es tan importante para nosotros, como discípulos, comprender el evangelio antes de que podamos ser testigos efectivos para Jesús? ¿Cuál es tu comprensión del evangelio? Escríbelo en un solo párrafo. Tráelo a tu clase, y prepárate para compartirlo con otros allí. ¿Qué vislumbres puedes obtener de la cita de Elena de White copiada más arriba?

4. ¿Qué más puede hacer tu iglesia local para ayudar a los pobres y los necesitados en tu área? ¿Qué clase de compromiso tiene tu iglesia con este aspecto importante del discipulado?